Maquillaje
 

El círculo cromático



Circulo cromático
A menudo, a la hora de maquillarte piensas que todos los colores pueden llevarse como sombras de ojo o como colorete en cualquier mujer pero nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que hay ocasiones en las que, para tapar imperfecciones, o bien enmascarar algo que no queremos que se vea, hay unos colores más adecuados que otros.

Por ejemplo, si te ha salido, y esperamos que no, un granito ese día importante de tu vida y éste es de color rosado (entre rojo y rosa), ¿sabes cuál es el color que puede hacer que el granito pase desapercibido? Pues el verde. Si, exactamente, un color que nunca usarías, pues aquí podría ser tu salvación.

Otro ejemplo lo tenemos con ojeras oscuras tirando a moradas o negras. El amarillo es el mejor color que puedes usar porque, aparte de aclarar el color de las ojeras, te dará mayor luminosidad en la mirada haciendo que ésta luzca diferente.

¿Cómo se consigue saber eso? A través del círculo cromático que se basa en la teoría del color. Según la misma, los colores opuestos se potencian entre sí y uno sobre el otro se anulan de tal modo que te quitan los problemas en cuestión de minutos y sirve tanto para los ojos como para las mejillas e incluso los labios, cualquier parte de tu cuerpo.

El círculo no es difícil de seguir, aquí puedes ver una imagen del mismo. Lo único que tendrás que hacer entonces es usarlo en los casos que te encuentres con este tipo de problemas.
El circulo cromatico








Maquillajes cremas